Conducta de gatos

Cambio de domicilio, un nuevo inquilino en casa, una mascota nueva, etc. son muchos los motivos que pueden alterar la conducta de nuestro minino, así como también son muchos los motivos que nos llevan a intentar corregir una mala conducta. Vamos a ver los posibles causantes de cambios en la conducta de nuestro gato y como corregirlos de una forma segura y calmada.

La conducta gatuna

Sabemos que la conducta de un gato viene determinada por su educación y su genética, pero también por el ambiente. Muchas veces el ambiente puede condicionar en un alto grado la conducta de nuestra mascota. Como ya nombramos su conducta se puede ver alterada por visitas a la vivienda, cambio de residencia, la introducción de otra mascota en su territorio o una visita al veterinario.


Cualquier cambio en el entorno le afectará en mayor o menor grado, llegando incluso a volverse arisco o agresivo. La mejor solución en estos casos es el uso de feromonas para gatos. Las feromonas están especialmente indicadas para relajar y calmar a nuestros gatetes.


Las feromonas artificiales imitan a las feromonas naturales que los gatos segregan para marcar su territorio y llevan un código según su olor. Esto quiere decir que las señales químicas que los gatos dejan por casa pueden variar desde las feromonas sexuales asociadas al celo, a las territoriales o de marcaje, pasando por las que indican calma y tranquilidad.


Es precisamente este último tipo de feromona la que se utiliza para mejorar el comportamiento del animal y su conducta. Las feromonas que vendemos imitan a la perfección estas señales química, llevando a nuestro gato a un estado de relajación y modificando poco a poco su conducta. Es verdaderamente efectivo.

 

Otro de los problemas más típicos relacionados con la conducta gatuna es el marcaje por zonas de la casa. No es raro que nuestro felino marque plantas, sofás, etc. También esto lo podemos solucionar con los repelentes de orina. Son sprays que se aplican donde no se quiera que el gato marque y funcionan realmente bien, protegen muebles, plantas, etc.